pantalla fija vs móvil

Terminales de asistencia: fijo vs móvil

Si alguien tiene enfrente la decisión de mejorar o cambiar completamente el sistema de llamada asistencial de la residencia, entre otras cosas tendrá que pensar en el tipo de terminales de asistencia que mejor se adapten a su forma de trabajar.

Dejando ya atrás los terminales analógicos tipo teléfonos inalámbricos DECT, podemos centrarnos en dos tipos de terminales:

  • Pantallas táctiles (fijas en la pared)
  • Smartphones (móviles)

No son opciones estrictamente excluyentes pero no parece que tenga mucho sentido utilizar ambas en la misma residencia. Por tanto comparemos sus características.

La primera reflexión es: ¿deberían llevar los trabajadores un terminal encima o es más adecuado un terminal fijo por habitación?. Si el paso previo ha sido el uso de teléfonos inalámbricos ya se tendrá interiorizado lo que supone llevar un terminal para recibir llamadas bien de voz o de asistencia (texto en pantalla). Ya se asume que hay que cargar la batería y que puede haber zonas con problemas de cobertura, lo cual es un problema de la infraestructura y no del terminal en sí.

La pega que siempre suele comentarse respecto a los terminales móviles es que se pueden caer y romperse. Los DECT suelen ser bastante sufridos pero los móviles, dependiendo de modelos, pueden ser más frágiles. Una ventaja de los móviles android es que hay una gran gama, y en torno a los 100€ hay mucho donde elegir y con gran disponibilidad. No hay una atadura a cierto fabricante para disponer de terminales nuevos.

En el caso de pantallas táctiles fijas, pueden durar más tiempo y no hay que cargarlas, pero su adquisición e instalación suponen mucho más coste que unos pocos teléfonos y una red wifi. La dependencia de un fabricante concreto es total.

En cuanto a la agilidad para responder a una llamada parece obvio que llevando el terminal encima la agilidad es mayor. Al iniciar el turno de trabajo se habrá realizado una única autenticación en el móvil, que típicamente será un terminal compartido, y así el trabajador estará preparado para recibir llamadas de asistencia, de voz, tareas, etc, independientemente de su ubicación en la residencia.

El disponer de una red wifi en toda la residencia abre además otras posibilidades como por ejemplo su uso por pare de los residentes. También mediante teléfonos móviles podrían controlar dispositivos domóticos de sus habitaciones sin necesidad de desplazarse hasta una pantalla en la pared.

Hace tiempo que en el mundo de la domótica se planteó el debate entre pantallas en la pared y móviles, y aunque algunos fabricantes siguen apostando por bonitas pantallas fijas que quedan muy bien en fotos publicitarias, la mayoría de usuarios se han decantado por los smartphones.

Una pega de la gran versatilidad de los smartphones es que existen infinidad de apps, las cuales muchas veces no cumplen con las necesidades de los usuarios. En este sentido es muy importante, sobre todo en residencias, la integración de tecnologías para maximizar la funcionalidad y eficacia.

SAID es un claro ejemplo de integración de llamadas asistenciales y control domótico, gracias a la incorporación de tecnologías ampliamente extendidas como wifi, SIP, NFC, cámaras IP, LoRa,…